En fonoaudiología, mi principal ámbito de trabajo es el entrenamiento y perfeccionamiento de la voz profesional (actores, cantantes, locutores, docentes, etc) así como la rehabilitación vocal de disfonías funcionales u orgánicas ocasionadas como consecuencia del mal uso o abuso vocal (técnica vocal ineficiente, incorrecta clasificación vocal, etc.).

El objetivo terapeútico es asegurarle al paciente una protección prolongada de su laringe, fomentando un comportamiento sano y eficiente  que permita reestablecer la mejor calidad de voz posible. La mejora en el rendimiento vocal se traduce en mayor salud, mejora de la confianza en si mismo y menor fatiga entre los principales beneficios.

No existen  recetas de aplicación universal, cada paciente es un mundo y así lo entiendo. Las necesidades concretas son tan diversas como los propios individuos aún cuando presenten la misma  alteración vocal. Cada paciente es único y por ello necesita un tratamiento específico que se adecue a sus necesidades, su realidad, sus posibilidades y sus limitaciones. El tratamiento estará signado principalmente por la realidad que un determinado paciente impone.

Lo primero será entonces una exploración profunda de la voz complementado con un exhaustivo cuestionario que permita apreciar el comportamiento fonatorio del paciente así como evaluar las diferentes estrategias para alcanzar la rehabilitación